Turismo en Castilblanco

Senderismo en Castilblanco

Situada entre las regiones mas vírgenes de Extremadura y Castilla la Mancha La Siberia se convierte en vuelta obligatoria, Herrera, capital de partido y pueblos como Villarta o Helechosa.

Tres grandes lagos, entre sierras y dehesas y poblaciones tan peculiares como Valdecaballeros o Peloche son sumamente atractivos. Recomedables son también las vecinas Villuercas, importante visitar Guadalupe, Patrimonio de la Humanidad. Y el Parque Nacional de Cabañeros ponen el punto final de esta oferta.

- PANTANOS DEL GUADIANA.
- RUTA DE LOS MONTES
- RUTA A GUADALUPE.
- A VILLARTA DE LOS MONTES
- HELECHOSA DE LOS MONTES.

 

 

RUTA POR LOS PANTANOS DEL GUADIANA.-

           Castilblanco es una localidad privilegiada en cuanto a su enclave geográfico se refiere por estar situada entre pantanos; haciendo un paseo en coche desde el embalse de Cíjara hasta Orellana podemos disfrutar de unas hermosas vistas, donde las montañas se funden con el agua.

            Partimos de Castilblanco hacia el pantano de Cíjara a 17 Km. de distancia por la crtra. N.502 y llegamos a la presa donde podemos disfrutar de una hermosa vista de la reserva de Cíjara.

Regresando por la N. 502 hasta Castilblanco, seguimos hacia el embalse de García de Sola y de allí hacia Valdecaballeros, donde también podemos disfrutar de un bonito paisaje de montes y agua, además de algunos animales como venados o jabalíes. Llegamos a la presa de García de Sola,  tomamos la crtra. N.430 para dirigirnos al embalse de Orellana y pasando por Casas de D. Pedro, Navalvillar de Pela, Acedera y Orellana, el paisaje cambia por completo haciendose notar la cercanía de la comarca de la Serena.

Regresamos por Puebla de Alcocer y Talarrubias, y para no perder el contacto con el agua, seguimos por Puerto Peña hacia Peloche, donde también disfrutamos de un hermoso paisaje; nos acercamos a Herrera del Duque, capital de la comarca y proseguimos de regreso a casa.

RUTA DE LOS MONTES.-

             Recorrido aproximado 120 Km.

Partimos de Castilblanco hacia Herrera del Duque donde podemos avistar desde cualquier ángulo su castillo, fortaleza construida con mampostería y ladrillo situado en la cima de un cerro detrás de la población, de origen árabe asentado sobre roca viva, sin  torres ni más elementos de defensa que un foso y lo escarpado  del terreno.

Enclavada en  un hermoso valle rodeada de pinos, olivos, eucaliptos y alcornoques se encuentra la Ermita de Nuestra Señora La Virgen de Consolación, de estilo neoclásico, del s. XV.

La  Iglesia de San Juan Bautista, de dimensiones catedralicias, consta de tres naves abovedadas y  su armazón se sostiene por numerosas pilastras de gran consistencia. Data de épocas anteriores a 1450, mezclándose los estilos desde un mudéjar primitivo a un gótico final.

Continuamos nuestro recorrido hacia Fuenlabrada de los montes donde estudiaremos la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, construida con enormes contrapuertas en la que destaca un interesante Retablo, obra de Juan de Holanda y Diego de Aguilar edificada con mampostería de ladrillo  y piedra mezclando diversos estilos arquitectónicos: románico tardío, gótico y mudéjar de 1132, coincidiendo con la fecha de origen de los escudos que aparecen en la Pila Bautismal de piedra tallada y estilo gótico, del Portal de Belén que podemos ver durante todo el año.

Contemplaremos la Ermita de Santa Ana, de 1534, hecha de piedra y ladrillo, de estructura similar a la parroquia y con una influencia exterior claramente mudéjar. El Rollo de Santa Ana. De 1212. monolito granítico casi de 3m. de altura de gran valor histórico, es una de las pocas muestras que perdura en la Baja Extremadura. Fuenlabrada cuenta además con Museo de la Miel, una Piscina Natural situada a los pies del Pantano de la Pretura del molino junto al pantano de Cíjara, dotada de iluminación nocturna, aseos, barbacoas de piedra, merenderos de madera y gran cantidad de árboles, donde se pueden realizar múltiples actividades acuáticas.

Continuando nuestro camino, por una carretera que nos permite disfrutar de un hermoso paisaje y avistar la flora y fauna autóctona, accedemos a Villarta de los Montes donde podemos visitar  la Iglesia de Santa María Magdalena, con un interesante retablo de Juan Correa de Vivar. Data de 1510, situada en el extremo noroeste del pueblo de grandes proporciones mezclándose varios estilos arquitectónicos y ornamentales: románico, tardo-gótico y mudéjar. Junto a la Iglesia se encuentra el Chorro Viejo que es la única fuente natural del pueblo de cuyas puras aguas han disfrutado durante generaciones. De visita obligada es el Puente Viejo, construido para la Mesta a base de mortero, piedra y ladrillo, de 225 m., consta de 25 arcos de diferentes estilos arquitectónicos y forma parte de la Cañada Real; gracias a esta construcción se le concedió al pueblo el titulo de villa.

En las afueras se encuentra la Ermita de Nuestra Señora de la Antigua, de origen mudéjar, situada sobre una colina al margen derecho del río Guadiana.

A dos kilómetros de la población se encuentra un magnifico paraje lleno de frescura y vegetación, El Castañar, con buena y abundante agua que baja en forma de cascada de entre las rocas, donde se ha construido una Piscina Natural.

Es indispensable pasar una tarde en el Robledillo, situado en la Reserva Regional de Cíjara. Otros lugares con encanto por sus paisajes, fauna y flora son: Las Hoces, La Umbría de la Vaquilla, La Porrilla, Pájaro, La Rinconada y la Sierra de Castaño; estas dos últimas destacan por las charcas y piscinas de gran belleza que forman sus arroyos.

Continuando nuestro viaje por una tortuosa carretera pero de una belleza inigualable llegamos a Helechosa de los Montes en la que observaremos algunas fachadas cubiertas con esgrafiados y pintura.

 

Destaca la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Altagracia, antes de la Asunción, de modestas proporciones, del s. XVI, edificada en ladrillo y `piedra, construida sobre un osario, siguiendo el modelo de pequeña iglesia rural medieval predominante en la zona.

Presenta cúpula de media naranja sobre pechinas manteniendo la cubierta originaria de madera y el retablo mayor de estilo Renacentista del s. XVI.

La Ermita del Patrón San Isidro y San Francisco, de reciente construcción y reducidas dimensiones, se encuentra en La barca, lugar acogedor con hermosas vistas de montes y pantanos de aguas limpias que transmiten frescura y serenidad.

Son parada obligatoria para el viajero:

La Naciente, manantial que abastece al pueblo en el pie de la Sierra de los Batanes dentro de un huerto rodeado de olivos y castaños de gran tamaño, La Piscina Natural en la desembocadura de La Naciente rodeada de álamos, chaparros, quejigos, olivos y alcornoques, donde se ha creado un estanque de piedra para poder disfrutar d el baño en sus aguas claras y frescas.

El Aljibe situado a 40Km del pueblo en la sierra de su mismo nombre, desde donde podemos disfrutar de una bonita vista del paisaje autóctono y de las tranquilas y abundantes aguas de los embalses.

Seguimos nuestra ruta por una carretera estrecha y curvada desde la cual, y sin necesidad de detener nuestro viaje, disfrutaremos de la presencia de Ciervos y Jabalíes en plena naturaleza, para llegar a la Presa del Embalse de Cíjar construido en 1.956, con una capacidad total de embalse de 1.505 Hm., 6.565 Has de lámina de agua y 427,5 m de perímetro máximo de costa, en los términos municipales de Alía y Herrera del Duque.

El entorno del Embalse de Cíjara está marcado por repoblaciones de pino piñonero, pino negral y eucaliptos, que ocupan el 75% de la zona. En nuestros embalses hay concentraciones importantes de avifauna que utiliza el vaso y las márgenes de modo regular, creándose para albergarlas espacios sensibles.

Los usos principales de los embalses son laminación de los caudales de avenida y la regulación de los caudales para aprovecharse para riego, abastecimiento y producción de energía hidroeléctrica. El Embalse de Cíjara tiene 5 áreas recrerativas, tres públicas, una de uso privado y un área de presa. Estas áreas disponen de aparcamientos sombreados por árboles o techados epeciales, merenderos de buena calidad, masas y bancos resistentes, papeleras, barbacoas y protección solar adecuada por árboles o techos de cáñamo. Las actividades recreativas que más se practican son el baño en la época estival, las actividades naúticas como la navegación y la pesca. Deseamos puedan disfrutar de un hermoso día y un feliz viaje.

 

RUTA A GUADALUPE.-

Se entra por los desfiladeros de la Sierra, entre un exquisito paisaje lleno de aromáticas hierbas, luego se asciende un alto otero desde el que se divisa un paisaje arrebatador. Las montañas de Guadalupe son una hermosa visión en la lejanía, un lugar donde todo era montes bravos y tierra despoblada, allí en aquella gran montaña se haría un gran pueblo.        

Guadalupe se asienta en la cara sur del Monte de las Villuercas que eleva sus cumbres hasta los 1600metros, muy cerca de las grandes vías de comunicación que transitan por el centro-oeste peninsular, en un acogedor rincón que se cierra entre sierras. Todos los valles confluyen en el Río Guadalupe donde no hace mucho tiempo había peces de comer muy delicados, truchas finísimas y un sinfín de mamíferos de rivera. Lacaza mayor siempre ha sido un importante atractivo y fuente de ingresos en la economía local. El ciervo, el corzo o el jabalí representa el plato fuerte de las cacerías de temporada. Miguel de Unamuno nos cuenta: “... bajamos en medio de los más espesos y más frondosos bosques que en mi vida he gozado. Jamás vi castaños más gigantescos y más tupidos.

Y nogales, álamos y alcornoques, robles, quejidos, encinas, fresnos, almendros, alisos junto al regato, y todo embalsamado por el olor de perfumadas matas”

 El pueblo guarda las esencias del esplendor más refinado de la Baja Edad Media extremeña, la expresión más clara de la fe, la cultura y el trabajo de los hombres. Construido sobre criterios claros del buen vivir y concebido desde el principio como habitación del universo que siglo tras siglo se acerca al rincón guadalupense.

Lugareños y peregrinos de toda alcurnia se hospedaban casi simultáneamente en las mismas casas. Se sigue la clásica arquitectura enraizada sobre todo en los barrios judíos de los pueblos del norte de Extremadura, con los que está plenamente entroncada. Una forma de construir que muere aquí, mas al sur  las viviendas y su concepción serán totalmente distintas.

Accedemos a esta hermosa “puebla” desde Castilblanco dirección Valdecaballeros donde giramos a la derecha hasta el pinar de la Romana.

En ese cruce seguimos a la derecha y a pocos kilómetros nos encontramos con la majestuosidad del Monasterio avistándolo todo desde su enclave privilegiado.

Después de pasar un agradable día en la puebla, degustando sus morcillas típicas y paseando por sus entramadas calles, regresamos por la carretera de Alía, siguiendo la orilla del río Guadalupejo

Ahora recreamos la vista en su hermoso paisaje, una vez allí podremos disfrutar del calor de sus gentes y dar un paseo por sus calles; seguimos de regreso hacia Castilblanco.

 

RUTA A VILLARTA DE LOS MONTES.-

Situado en un valle rodeado de olivares, en las estribaciones de la Sierra de la Umbría, a poca distancia del Embalse del Cíjara, VILLARTA DE LOS MONTES, el rincón más oriental de Extremadura, presume de una orografía de belleza inigualable.

Paisajes como el Valle del Castañar, excavado en roca cuarcítica, donde el discurrir del arroyo castaño forma pequeñas cascadas y piscinas naturales; las Hoces del Guadiana o el Robledillo resultan espacios naturales imprescindibles de conocer para los amantes de la naturaleza y el avistamiento de los animales en libertad.

Especies como el ciervo, el jabalí, el buho real o el alimoche, son fáciles de ver en un agradable paseo.

Desde la perspectiva artística destacamos la iglesia parroquial de Santa María M;agdalena (s. XVI) con un interesante retablo barroco de Juan Correa de Vivar.

 El “Puente de la Mesta” de estilo mudéjar en mampostería y ladrillo, cuenta con 225 metros de longitud y 16 arcos principales, actualmente sólo es visible cuando el nivel del embalse lo permite.

Al otro lado del puente, la ermita de Nuestra Señora de la Antigua, de estilo mudéjar, contiene en su interior un destacado retablo barroco, pinturas del 1540 y una talla sedente de la Virgen del siglo XIII de gran valor artístico.               

 Desde Castilblanco, podemos acceder por la crtra. Nac.502 hasta Fuenlabrada de los montes, donde nos desviamos a la Nac. 430 y a unos 12 Km. aproximadamente encontramos un desvío a Villarta, carretera tortuosa con demasiadas curvas pero de belleza inigualable.

  RUTA A HELECHOSA DE LOS MONTES.

Al noroeste de la Comarca de La Siberia, bordeada por el embalse del Cíjara, enclavada sobre las estribaciones de la Sierra de la Rinconada, a la falda de la Sierra de los Batanes, HELECHOSA DE LOS MONTES aparece ante el visitante entre un atractivo paisaje de aguas serenas que envuelven agrestes sierras y relajantes dehesas.

Su caserío mantiene una fisonomía tradicional, pleno de fachadas cubiertas de atractivos esgrafiados y pinturas.

La iglesia parroquial de Nuestra Señora de Altagracia (s. XVI), construcción de estilo románico evolucionado, edificada en ladrillo y piedra, con arcos y bóvedas de ladrillo y cal, y que aún conserva su cubierta de madera labrada original, resulta su monumento más destacado.

También podremos visitar restos de un poblado árabe, con unos 500 metros de calzada empedrada y ruinas de un cementerio en el rincón del Muro.

Su alejamiento de las grandes vías y las dificultades de comunicación, superadas recientemente, han permitido que tradiciones ancladas en la noche de los tiempos, como “los diablucos” del Corpus Christi permaneciesen inalterables hasta hoy, para sorpresa de sus visitantes.

Caza, pesca, actividades acuáticas y una variada oferta gastronómica constituyen otras alternativas para disfrute de esta villa. A la que podemos acceder desde Castilblanco por la Nac. 502 hasta la presa de Cíjara

Allí cruzamos la presa y a la izquierda tomamos la carretera hacia Helechosa, por la que sin ninguna duda disfrutaremos de un maravilloso espectáculo donde la naturaleza se muestra en todo su esplendor.

 

Inicio -·Castilblanco -Turismo - Tradición - Guía Local - Contacta - Enlaces

Webs Amigas:

© 2010 Ayuntamiento de Castilblanco. Extremadura
Diseño: WWW.CIDEX.ORG